Mascarillas Caseras a Base De Los Mejores Aceites Para El Pelo Natural o Alizado..

Aceite de Ricino
 
El aceite de Ricino aporta cuerpo al cabello, induce a su crecimiento, previene el debilitamiento, hidrata, suaviza, ayuda a reducir las puntas abiertas, ayuda a reducir el encrespamientoy previene al cuero cabelludo de infecciones.
Mascarilla casera para pelo muy seco:
Mezclar 8 cucharadas de aceite de ricino caliente con 8 dientes de ajo grandes machacados. Dejar reposar durante 36 horas y colar. Masajear el pelo y cuero cabelludo con el aceite y envolver la cabeza en una toalla. Dejar al menos una hora y a continuación lavar como de costumbre.
 
Aceite de olive extra virgen
¿Recuerdan la antigua receta de mascarilla casera a base de huevo y aceite de oliva? Nuestras abuelas siempre han sido sabias. El aceite del oliva es referido en los países de habla inglesa como “godmother of hair oil”, algo así como “la madrina de los aceites de pelo”, y es que es un excelente hidratante, aporta elasticidady fortalece el pelo ya que nutre el cortex del cabello -la parte más profunda del pelo-, elimina la caspa y además contiene unos poderosos antioxidantesque pueden ayudar a luchar contra la pérdida del cabello. Además con constancia aclara ligeramente el color del cabello debido a su contenido en peróxidos naturales.
Mascarilla casera para hidratar y fortalecer el pelo seco:
Mezclar tres partes de aceite de oliva extra virgen por una de miel, es decir, una cucharada de miel por cada tres de aceite de oliva. Mezclar muy bien los ingredientes hasta que se quede una masa compacta, la dejamos macerar durante 24 horas. Aplicarla sobre el cabello húmedo después de haberlo lavado previamente con un champú suave. Dejar actuar durante al menos 15 minutos y lavar normalmente.
 
El aceite de aguacate
El aceite de aguacate le va particularmente al pelo afro natural o desrizado. Contiene una gran cantidad de nutrientes, amino ácidos, ácidos grasos esenciales, así como vitaminas A, B, D, y E.
Este aceite fundamentalmente fortalece el pelo, y realza el brillo, por lo que es excelente para utilizar como suavizante y en tratamientos de hidratación profunda.
Mascarilla casera para cabello muy seco:
Pelar y luego triturar un aguacate bien maduro y agregarle tres cucharadas de yogur natural. Mezclar hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar sobre cabello húmedo y cubrir con una toalla caliente, dejar actuar al menos 30 min, y luego enjuagar con agua tibia.

El aceite de romero
El Aceite de romero es bueno para estimular los folículos y por tanto, favorecer el crecimiento del cabello, previene la pérdida de pelo y la aparición de canas. También previene la caspa, fortalece el pelo y realza su brillo.
Este aceite, a diferencia de los anteriores se usa habitualmente para regular el sebo.
Mascarilla casera para pelo graso:
Llenar media taza de aceite de oliva extra virgen y añadir dos cucharadas de romero seco y calentar a fuego lento, sin que hierva. Antes de su utilización, dejar macerar durante dos o tres días, para después colarlo. Su aplicación se realizará tras el champú, realizando un masaje circular en el cuero cabelludo para que penetre bien, y aclarar pasados 30 min para terminar lavando el cabello de la forma habitual.
 
Aceite de Almendras
El aceite de almendras dulces actúa como sellante, es decir, forma una película sobre la hebra del pelo que impide pérdidas de hidratación. El pelo Afro en particular pierde hidratación en lugares donde la humedad relativa del ambiente es baja, por lo que es importante utilizar este tipo de aceites. El aceite de almendras dulces además nutre el pelo, alisa la cutícula y controla la descamación del pelo. Promueve el crecimiento y engrosamiento del cabello, previene la caída y aumenta el brillo.
Mascarilla casera para pelo seco y maltratado:
Mezclar 3 cuchara soperas de miel, 3 cucharas de aceite de almendras dulces y una yema de huevo. Aplicar la masa en el cabello y masajear bien. Dejar reposar unos 20- 30 min y aclarar. Lavar el pelo con un shampoo suave.
 
 
 
El aceite de coco
El aceite virgen de coco es el mejor aceite natural para el cabello y uno de los pocos aceites cuyos beneficios han sido probados científicamente. Este aceite es capaz de penetrar y nutrir profundamente el cabello desde la raíz. Como el de oliva, el virgen extra tiene peróxidos naturales y aclara progresivamente el color de los cabellos claros.
El aceite de coco tiene propiedades calmantes y regenerativas, además de ser antioxidante, antibacterianoy anti-fúngico. El masajear el cuero cabelludo con este aceite asegurará que esté quede libre de caspa. Es un excelente acondicionador que contribuye a estimular el crecimiento, en especial en cabellos maltratados. También provee el cabello con las proteínas necesarias para nutrir un cabello dañado por lo que evita las puntas abiertas y que el pelo se vuelva quebradizo…
 
Mascarilla casera para pelo seco:
Sobre el cabello húmedo se aplica una mascarilla de aceite de coco y yogur mezclados por partes iguales y se deja durante media hora. Se enjuaga con agua y un chorrito de vinagre.
Share Button