CABELLO LACIO Ó RIZADO; El dilema de muchas latinas y afroamericanas.

El tema de dejar de alaciarse el pelo o nó, es un tema muy famoso entre algunas Latinas y/o afroamericanas, en el cual yo también me incluyo.

Cuando tenía 13 años mi abuela un dia me mando al salón para que me alaciaran el cabello, en ese entonces yo no sabía aun como arreglarme o manejarmelo, mi tipo de rizos son 3c y 4a.

El motivo de alaciarme el cabello fue que estaba participando en un concurso de belleza para teens en mi pueblo y la estilista no quiso coger lucha con mis rizos y decidió ponerme relaxer y así soltar un poco las ondas de mi cabello lo cual hoy pienso en el pasado y me da un poco de rabia pero total lo pasado es pasado.

No voy a negar que en aquel entonces estuviera súper contenta porque tenía el pelo “bueno” y me lo podía dejar suelto.

Durante los años de mi adolescencia lucí un cabello largo y cuidado pero… siempre que veía una cabellera rizada me daba un poco de celos ya que yo podía haberlo tenido así, pensaba, pero en lugar lo tenia lacio. Varias veces atenté dejar de alaciarme el cabello pero mi madre siempre me convencía de alguna manera de alaciarme cada vez, estas eran sus palabras “Tú estás loca tu no ves que cabellera tú tienes, ojala muchas tener el pelo así” en parte ella tenía razón porque mi cabello siempre lucia saludable y largo, hubo ocasiones que la gente me halaba el cabello para comprobar que era real.

Para acortar la historia, este año pasado quede embarazada de gemelas y el cabello se me empezó a salir al principio del embarazo pero luego paró y todo estaba bien, pero después del parto como a los 3 meses se me empezó a salir nueva mente y esta vez MUCHO! Cuando me lo peinaba se salía la hebra completa. Me puse unas cuantas mascara con ingredientes naturales pero nada se siguió saliendo.

Desde que Salí embarazada en julio del 2011 deje de alaciarme así que decidí cortarme todo el que estaba alaciado en junio 2012, pero esta decisión no puso a mi esposo muy contento que digamos y me costó convencerlo para hacerlo, pero aun así hasta el día de hoy y después de haber pasado casi 7 meses del corte todavía no termina de acostumbrarse a mi nuevo look, pero nada ya está hecho y me siento feliz y libre al FIN! Que es lo que realmente cuenta.

Share Button